LuZ dE lUnA

Esta historia es una continuacion de la novela de Stephany Meyer "Amanecer". Todos los personajes son originalmente de ella, exepto unos sorpresa que no voy a comentar hasta su debido tiempo.




I made this widget at MyFlashFetish.com.

lunes, 12 de marzo de 2012

Luz de Luna Capitulo 7... El Centro Comercial



No había lugar cerca del centro comercial, así que tuve que estacionar unas cuantas manzanas después y, ni a Nessie ni a mi nos incomodaba caminar.



Al llegar el primer lugar a donde fuimos fue a una librería, ya que a mi hija se le habían acabado las opciones para leer cada día. Después de una hora de meditarlo compramos tres libros de recopilaciones de autores anónimos y nos dirigimos a la tienda de discos, había escuchado un grupo nuevo, y como me había gustado, compre su disco. Tome a Renesmee de la mano y salimos de la tienda. Ya afuera una brisa trajo consigo un efluvio que me hizo sonreír.



-No estaba enterrado de que en esta ciudad había criaturas tan hermosas- voltee y lo mire mientras Nessie corrió a velocidad humana a los brazos de su padre y este la recibía con alegría en ellos y la besaba en la mejillas. Me acerque caminando hacia el y lo tome por la cintura. Bajo a nuestra hija y me paso el brazo por los hombros mientras con su mano rozaba mi mejilla- ¿Crees que podrías soportar un podo de asquerosa comida humana?- me dijo a una velocidad vampírica, hice un gesto de molestia y agregó- si gustas niña caprichosa, yo me comeré lo que pidas.



-Entonces creo que si- le conteste a la misma velocidad y me dio un beso fugaz en los labios.



Entramos a un restaurante italiano y Edward pidió Risotto con funghi porcini y un Calzone para Rennesmee y Fettuccine al ragù para nosotros,  con una coca para cada quien. La mesa en la que estabamos era pequeña pero apta para los tres. Nos trajo la comida una muchacha de unos 15 años de edad, traia una blsa blanca de manga larga y cuello de “V” ademas de una falda de mezqulilla con unas zapatilla sin tacon de color negro. Se veia muy hermosa y por los gestos en su cara, tambien era bella y humilde en pensamientos, eso me lo demostro ademas mi marido con su mirada. La muchacha asi como llego se fue, y accidentalmente me le quede mirando hasta que salio de mi vista. Al voltear la mirada me di cuenta de que edward inspeccionaba mi rostro como buscando algo, que, al final no encontra.



-¿Qué?- le pregunte confundida



-Me preguntaba qué era lo que pasaba por tu cabeza- dijo con una sonrisa



-¿Quieres echar un vistazo?- asintió.



Quite levemente mi escudo, así solo vería algunos de mis pensamientos y mantendría ocultos los que me perturbaban. Por su mirada supe que dedujo lo que estaba haciendo.



-Eso es trampa- dijo fingiendo tristeza. Cabecee y volví a cubrir mi mente con ese escudo que me haría ser la única que podría ocultarle cosas a  mi esposo. Voltee a ver a Nessie, que comía lentamente su platillo, tratando de ignorar la conversación de sus padres- Bueno, tendré que castigarte por esa injusticia- ¡Si claro! Pensé, pero su gesto de diversión me intimido un poco, ¿Que haría el?- así que...- tomo su tenedor y enrosco un poco de su comida- buen provecho, mi Bella, hoy no estamos para desperdiciar el alimento- era un tramposo, sabía perfectamente como repugnaba la comida que antes disfrutaba. Inicie mi “castigo”, porque sabía que si no hacia esto algo peor me esperaría. Metí el alimento en mi boca y apenas hizo contacto con mi lengua me dieron nauseas así que lo mastique rápido y lo trague- no sabe tan mal- se burló mi esposo mientras tranquilamente metía el tenedor en su boca. Hice una mueca y él se rio.



Duramos una hora en el restaurante, Ness había terminado después de media hora pero Edward no se movió hasta que termine. La próxima vez será el, el que sea castigado. Mire mi reloj de celular. Las seis y cuarto.



-Creo que tengo que ir a recoger a Jacob- comento Edward- y pasar por algo de gasolina-. Nessie hizo una mueca a tal idea, que ambos pudimos ver.



-Creo que me quedare otro rato.



-Si, mira, ve por Jake y haz lo que tengas que hacer ¿ok?



-Esta bien, nos vemos – dijo mientras se agachaba y besaba a nuestra hija, se levanto y miro mis ojos intensamente deslumbrándome- te amo, mi Bella- dijo antes de besar mis labios apasionadamente. El beso fue uno de esos que no me hubiera gustado interrumpir jamás, y yo no lo hice. Él tuvo que terminar el beso que me dio. Se rio.



.¿Que?



-Tengo que preguntarte algo- espere a que continuara- ¿Ya no te importa ser el centro de atención?



-¿Por…?- movió sus ojos de un lado a otro lentamente y yo gire la cabeza sigilosamente. ¡Todos a nuestro alrededor nos miraban! Sentí que me sonrojaba como antes e instintivamente baje la cabeza. Edward puso su mano en mi mentón y me obligo a mirarlo a los ojos, le sonreí- si es contigo con quien lo soy, no me importa nada- sonreí. Estaba diciendo la verdad, le di un beso rápido- te amo, pero si no te vas ahora, Jake aburrirá de esperar- cargue a Nessie. Me sonrió y se fue.



Nos pusimos a dar algunas vueltas y le compre un vestido muy lindo a mi niña.



-Mami- me hablo cuando íbamos saliendo de una tienda. La mire y toca mi mejilla. Quería un helado. Fuimos a la paleteria y se lo compre. Cuando estábamos a punto de salir mi celular sonó. Era Jacob, Conteste:



-¿Bella?



-Si, quien más iba a ser ¿Qué pasa Jake? ¿Ya vienes con Edward?



-No, aun no ha llegado- trago saliva- ¿Dónde estas?- sonaba preocupado.



-En una paleteria del centro comercial, Jake ¿Qué…?



-No salgas de ahí, Bella.



-Jacobo ¿Qué te pasa? ¿Qué sucede?- me levante de la silla en la que estaba. Nessie vio mi reacción y se asusto.



-A mi nada- se tranquilizo- lamento haberte preocupado Bella, pero tienes que quedar bajo techo.



-¿Por…?



-Asómate sin salir de la paleteria- lo hice. Todo estaba igual, solo había una sola cosa que había cambiado, todo estaba alumbrado por una resplandeciente luz de los rayos solares.- Pero ¿Cómo?



-No lo se, pero creo que tendré que esperar, quizá sea eso lo que demora



-Quizá…- repetí



-Tratare de llamarlo, pero no salgas



-Jacob, ¿en verdad me crees tan tonta como para poner en riesgo mi… existencia o la de mi hija?- hable a velocidad vampírica sabiendo que el entendería.



-Lo siento, es que…



-Lo se, lo se, ya Jake no te preocupes, gracias por la advertencia- eso era un adiós



-No hay de que, Bella, nos vemos- Colgó



-¿Mami?- hablo mi niña preocupada. Me acerque a ella- ¿pasa algo malo, mami?



-No corazón, solo que vamos a tener que permanecer aquí un rato más- frunció el ceño confundida. Le sonreí- no quiero que tomes un bronceado permanente- sonrió. Había entendido lo que dije. Sonó mi celular. Era Edward- ¿Edward, amor?



-¡Bella! ¿Estas bien?- estaba alterado



-Si, tranquilo mi amor, pero ¿y tu? ¿Estás bien? ¿Dónde te encuentras?



-Si yo estoy bien, estoy en una cafetería de la gasolinera- hablo mas tranquilo- me tomo por sorpresa, por suerte no había nadie mirando- suspire



-¿Te llamo Jake?



-No- gurdo silencio-¿Por qué?



-Dijo que te localizaría-¿Qué habría pasado?



-No, no lo a hecho, creo que tendré que llamarlo yo para avisarle que se tiene que esperar- rio- pero, bella ¿Dónde estas?, el techo comercial tiene techo de cristal.



-estoy en una de la heladerías,  por suerte a Nessie se le antojo un helado- Renesmee sonrió- y Jake me aviso a tiempo.-reí sin ganas



-lo… lo siento Bella -¿de que se disculpaba?-debí haber visto venir esto, si te hubiera pasado algo…



-¡Shh!- lo calle. Mi hija se preocupo y se acercó. Con la mano libre rodee mis sienes- ya sabia yo que buscarías algo con que echarte la culpa y estoy harta de eso-jamás lo dejaba expuesto a mis emociones negativas pero no encontraba la forma de calmarme. La señorita que atendía la heladería no me quitaba los ojos de encima- odio que te culpes de cosas que pasan, pasaron o pudieron pasar- baje una octava la voz y trate de calmarme. Inhale profundamente varias veces. Alce la cabeza y mire  el exterior de la heladería. El sol se había ocultado, era mi oportunidad-Edward, lo siento… tengo que colgar, el sol se oculto y no creo tener otra oportunidad hasta el anochecer- hable en velocidad vampírica sabiendo que tenia un gran publico a mi alrededor



-si, esta bien- una nota de tristeza en su voz- nos vemos, Bella- colgó



-¿Qué jamás dejare de ser un monstruo?, pensé. Vamos, Bella, ¡reacciona! ¡Tienes que salir de ahí!


-Renesmee- se acercó mas, la tome en mis brazos y sin ningún esfuerzo la levante del piso.


Camine lo más humanamente posible, pero mi velocidad hacia que me adelantara. Por un momento sentí reconocer la mirada de uno de los jóvenes que caminaban por ahí pero no preste atención. Entre a la primera tienda que vi ya que el sol volvió a atacar. No supe a donde había entrado asta que lo observe. Era un restaurante.


Examine los locales que estaban fuera, al aparecer estaba en el lado sur del centro comercial, y, debería de haber por aquí alguna salida de emergencia, ya que con el sol no podría salir por delante.


-Ness- miro mi rostro-¿te importaría si mi mami mintiera un poco?- sabia que tenia que preguntarle ya que ella vendría implicada en la mentira. Negó con la cabeza. La baje y escuche unos torpes y lentos pasos acercarse.


-¿Le puedo ayudar en algo?- debía ser uno de los que atendían ahí. Idee un plan en mi cabeza rápidamente


-Si, por favor- solo habían pasado dos días desde la última vez que cace así que mis ojos aun debían ser dorados. Puse el rostro que Edward me ponía para deslumbrarme y, por la forma en que hiperventilaba el muchacho supe que había funcionado- estoy buscando alguna salida de emergencia por aquí, deje mi auto al lado sur del centro comercial, y no me gustaría caminar tanto ni hacer caminar a mi sobrina- lo mire directamente y le coquetee un poco, ahora siendo vampira eso se me daba naturalmente- ¿La hay?

-S…si…cla…claro que… si- el palpitar de su corazón me indicaba lo nervioso que lo puse y me reí en mi interior- Hay una justo… detrás de este lugar.


-Muchas gracias- le sonreí angelicalmente y volví a tomar a mi niña en brazos, mientras dejaba que aquel joven me guiara por aquel lugar.

Me sentí aliviada cuando estuve fuera, y mas aliviada por que esa parte no daba el sol.

-De nuevo, gracias- le dije al muchacho.


-No hay de que- dijo y cerró la puerta.

Renesmee comenzó a reírse a carcajadas.

-¿Que pasa?- la puse en el suelo- sé que no soy la mejor actriz pero no te rías- guardo silencio pero mantuvo una gran sonrisa en el rostro- vamos- le dije mientras tomaba su mano y comenzaba a avanzar.

Entramos a un pequeño café-internet y nos pusimos a escuchar el disco que compre. A mi niña también le gusto la música.

No me di cuenta de cuanto tiempo paso hasta que comenzó a oscurecer; mire el reloj del local, había sido suficiente tiempo.

-Renesmee, es hora de irnos- asintió con la cabeza y se acercó. La tome de la mano junto con todas las cosas que traíamos y salimos de ahí.


Aun quedaban unos rayos de sol así que tuvimos que pasar por los callejones obscuros. En uno de estos había un grupo de hombres y hasta el frente de estos el que se me había quedado mirando en el centro comercial. Los mire en menos de dos segundos mientras caminaba y logre comprender, sabia porque de alguna manera se me hacían conocidos, entre ese grupo se encontraban los 4 que intentaron atacarme una vez en Forks, la segunda vez que Edward me salvo, solo que ahora no eran cuatro, eran mas, según mi olfato, aproximadamente 13 o 15, camine mas rápido. Sabia que a mi ya no me podían hacer nada, yo era inmortal, mas rápida y fuerte, pero mi hija no, quizá tenia las mismas cualidades pero mas débiles, y ella era mitad humana. Sabía que yo podría defenderla, pero a que costo, el trauma de mi niña o una masacre y mucha sangre. No, no lo haría.


Siete pares de torpes pisadas comenzaron a caminar detrás de mí. Aun no sabía como robar un auto así que no me arriesgue. Me agache y ágilmente tome a mi hija en mis brazos sin dejar de caminar.

-Nessie- susurre en su oído muy bajo para que solo ella pudiera oírme- ponte esto-  le di su mp3 y ella de inmediato  se puso sus audífonos y yo lo puse en volumen mas alto. Recargo su cabecita en mi hombro y cerro sus ojitos.


-Veo que nos volvemos a encontrar- grito un hombre detrás mio.

¿Qué hago, que hago? Piensa Bella, piensa, me decía mi subconsciente, ¡Eso es!

Se me ocurrió una idea, que tal vez seria peligrosa, pero que nos ayudaría a salir de ahí. Abrí mi escudo mientras seguía caminando.


Edward, pensé, sabia que lo oiría. Pensé en Nessie, en el grupo que nos seguía, en la calle, y luego en lo que podría pasar. Por favor, suplique en pensamientos, no quiero hacer una locura, no frente a ella. Cerré el escudo y seguí caminando por la misma calle.

Comencé a escuchar otros 7 pares de pisadas de la calle siguiente, que se unía a esta.

Te van a acorralar Bella, pensé, busca una salida o tu hija pagara las consecuencias.

Camine mas rápido, casi corriendo y las 14 pisadas aumentaron su velocidad acorralándome entre las dos calles y sin ningún lugar donde pudiera proteger a mi niña.


-¿Nos recuerdas?- pregunto el gordo, el mismo que la otra vez había tomado la iniciativa, sus otros tres acompañantes dieron un paso hacia mi. No me moví ni un centímetro. Mire fijamente al que me estaba halando- creo que si, tenemos un asuntito pendiente- Nessie comenzó a llorar, y todos y cada uno de los bastardos a mi alrededor comenzaron a reírse de la reacción de mi niña, haciéndola llorar mas. Todo mi miedo se convirtió en enojo, un enojo tan fuerte que no podía contener. Mi hija la sintió y me abrazo más fuerte. Un gruñido quería escapa de mi pecho, para calmarme apreté fuertemente una de mis manos, por desgracia n esa estaba mi celular, que se redujo a polvo- vamos, no te pongas así, tu noviecito aun me las debe- ¿Por qué menciona a Edward? ¿Porqué me salvo?


Hice un gesto de burla y acaricie la cabeza de mi pequeña que aun lloraba en mi hombro. Los hombres comenzaron a acercarse a nosotras y el gruñido no se contuvo. Los hice dudar unos segundos pero luego continuaron avanzando.

El sonido de unas llantas a toda velocidad hacia nosotras me tranquilizo un poco. Se escucho como si alguien hubiera saltado de este y luego un silencioso portazo, seguido de una carrera que reconocería a kilómetros.

Los faroles de un coche hicieron que todos retrocedieran, dándome la oportunidad de escapar, mas sin embargo Edward se me adelanto ya que mientras aquellos hombres se distrajeron con aquella brusca y ruidosa vuelta, mi esposo me tomo en sus brazos como antes y siguió su carrera. Mire a espaldas de mi conyugue y vi como el auto, después de aquella distracción, avanzaba en la misma dirección que nosotros y aquel grupo de hombres comenzaba a buscarme, sentí un alivio de tener estos maravillosos hombres a mi lado.

Edward se detuvo al inicio de la autopista y me dejo en el suelo, mi niña, aun aferrada a mis brazos, comenzó a suspirar entre lágrimas, me enfurecí por verla llorar, todo por esos… los faros del volvo me sacaron de mis pensamientos.

-Jake, toma a la niña- dije en cuanto lo vi bajar y Jacob obedeció de inmediato. Sabia que si no la quitaban la podría lastimar.

Avanzamos rápido hacia el volvo. Mi amigo entro primero con Nessie aun llorando en sus brazos, a los asientos de atrás. Me subí en silencio en el asiento del copiloto mientras Edward entraba por el lado del conductor. El coche comenzó a avanzar y me calme.

-¿Ness?- le hable unos segundos después. Voltee mi cuerpo hasta quedar viendo a mi niña cara a cara.

Tenía los ojos rojos y llorosos de tantas lágrimas. Se me partió el alma de verla así. Estiro sus brazos hacia mí y yo los tomé de inmediato y la senté en mi regazo, mientras comenzaba con una mano un abrazo y con la otra acariciaba su cabecita y la besaba en esta.


Tardamos menos de seis minutos en llegar a casa. Cuando el coche estuvo estacionado, Jacob salió directamente hacia la casa.


-¿Princesa?- Edward se dirigió a Nessie, que seguía sollozando. Al verla salió del coche y rápidamente llego a mi lado, salí del auto, y mi esposo estiro los brazos pidiendo a mi hija. La deje en sus brazos- ¿Estas bien?- Nessie asintió- Ya paso, hija, todo esta en orden, estas a salvo- decía una y otra vez mientras acariciaba su cabecita, y al igual que yo hice un rato, la abrazaba y besaba. Libero un brazo y me tomo por la cintura- y ¿Tu estas bien?- pregunto preocupado

-Si- tenia varias preguntas que hacerle pero sinceramente estaba bien. Mi rostro debió haber delatado mi curiosidad ya que me levanto una ceja. Evite su mirada, aun no era un buen momento para sacar el tema.

Ness comenzó a quedarse dormida en los brazos de su padre. Entramos. La casa estaba vacía, al menos de licántropos. A mi lado Edward se tenso y me preocupe.

-¿Qué pasa? ¿Dónde esta Jacob?

-Tranquila, no pasa nada Bella, toma- me dio a la niña ya dormida- vuelvo pronto, ¿ok?

-¿Edward---

-Voy por Jacob- me interrumpió, me dio un beso fugaz y salió corriendo hacia la puerta trasera. Se detuvo y volteo hacia mi- Alice te mando algo, Bella, esta en la mesa- me mostro una sonrisa y continuo su camino.


________________________________________
Lamento la tardanza, tuve que arreglar problemas, aun extraño a una sobrina que era como una hija para mi, y bueno no es lo mismo verla por el video chat, los suicidios son de las cosas mas dificiles de superar, en especial si nunca te esperabas algo asi de alguien, encontre varios plagios de mi historia por internet, no me molesta que la publiquen, pero al menos avisen y denme los creditos, no quisiera dejar de publicar por tonterias como esas, una cosa mas, si no les gusta leer en blog y preferirian en fanfiction, aqui esta mi cuenta: http://www.fanfiction.net/u/2236470/Nohemi_Cullen

Les agradesco a mis fieles lectores por continuar esta historia por mas tiempo que tarde en publicar, busquenme en lunas llenas (Mexico) y si no llego a publicar, ahi esta el twitter, y el facebook de mi propiedad, solo digan o pregunten por que no he publicado en la novela Luz de luna y exiganme, asi sabre que alguien quiere leer, y no me entristecere por cosas sin sentido.

En fin Besos y espero no decepcionarlos con este capitulo, vienen cosas mucho mas grandes, Los quiero.

3 comentarios:

  1. me encanto eserio
    espero publiques pronto
    besos... :)

    ResponderEliminar
  2. Oye,porque no has publicado ,tu novela esta buenisima publica pronto

    ResponderEliminar